Aquí tienes 5 consejos para vivir un San Valentín saludable y lleno de autoestima.

 In Recetas, salud

Si no tienes pareja, el Día de San Valentín puede ser realmente terrible (te sumergirías en una bañera de helado). ¿Tienes pareja? Quizás eres de los que no siente la necesidad de centrar toda su atención en un solo día.

Ya seas de los que se ponen sensibles, busques a tu alma gemela o te diviertas pasándolo solo, te crearemos un San Valentín para que lo celebres. Porque, mira, la relación que tengas contigo mismo/a es la más importante.

Y el mejor regalo que puedes darle a tu cuerpo es energía, emoción y autoconfianza. Así que, olvídate de los Häagen-Dazs (sí, incluso el de Macadamia Nut Brittle) y disfruta de actividades saludables para el Día de San Valentín.

Estimado Valentín… empieza con un desayuno nutritivo.

Después de un agradable sueño en solitario, o de una sesión de mimos, ve a la cocina y empieza el día con un desayuno rico en nutrientes. Revuelve huevos, corta tomates en dados, corta unos trozos de aguacate y úntalo encima de una tostada integral. Para conseguir tu dosis de omegas, añade un poco de salmón (y toma tu BalanceOil diario).

Querido Valentín… elige tu actividad favorita para hacer.

¿Eres amante del yoga o de correr? ¿Te gusta ir a tu cafetería preferida y sentarte a observar a la gente? ¿Prefieres inspeccionar los mercados para encontrar productos diferentes para tu hogar? Pasar la mañana contigo y hacer algo que te llene de alegría es la actividad saludable y perfecta para el Día de San Valentín.

¡Hola, Valentín!… sal y no dejes tu espontaneidad en casa.

Pasar tiempo con la Madre Naturaleza es el remedio perfecto para aparcar la tristeza en el Día de San Valentín. Y si tienes pareja, vive una cita aventurera. Llena el coche y pon rumbo a la playa, haz una caminata, visita a tus amigos o quédate por tu zona y disfruta de un picnic en el parque. Deja que la luz del sol bañe tu cuerpo con buen rollo y buenas vibraciones.

healthy Valentine's Day

Oh, ¿y Valentín? Pásalo con tus amigos.

Si estás con tus amigos no tienes porqué sentir pena por ti misma . Lleva a las chicas una tabla de quesos de inspiración mediterránea y una botella de vino tinto (por supuesto). Si los regalos son lo tuyo, haz el “Amigo invisible” para San Valentín, para que todos puedan desenvolver algo (y leer su propia nota de San Valentín, con un toque de amistad).

Escápate de las largas colas en los restaurantes y organiza una comida o cena en casa para que tu día sea íntimo.

También, ¿Valentín? Reaviva una vieja llama.

No, no, no estamos diciendo que regreses con tu ex. ¡Faltaría más! Pasa el Día de San Valentín pensando en aquella afición que dejaste aparcada o en aquel curso en el que te matriculaste y nunca terminaste.

Recuerda, este día es para TI. Está en tus manos decidir cómo lo vas a pasar. Deja que tu instinto te guíe hacia la diversión, la relajación, la buena compañía o lo que sea que te ilumine para pasar un Día de San Valentín saludable y perfecto.

Y si esto significa utilizar este día como “excusa” para comer chocolate, que así sea… está lleno de antioxidantes, igual que los productos de Zinzino. 😉

Recent Posts

Leave a Comment